Alguna vez ha estado en un momento donde recibe diferentes mensajes, cambios de planes, le colocan un nuevo jefe, tiene que mudarse, le nace un hijo, se enferma un familiar, se va un amigo, etc.  Una vez tuve 3 jefes al mismo tiempo, se imaginará, algo tan ambiguo como eso.  La vida se trata de ambigüedades, nada es fijo ni constante, el hecho de ir creciendo y envejeciendo, es parte de la vida y parte de las ambigüedades con las que nos toca vivir.  Lo inesperado es una constancia.   

Las Habilidades blandas o Soft Skills son competencias conductuales, es un término sociológico, relacionado con el cociente de inteligencia emocional, y que es el conjunto de rasgos de personalidad, habilidades sociales, comunicación, lenguaje, hábitos personales, la amistad y el optimismo que caracteriza a las relaciones con otras personas. Las Soft Skills se complementan Hard Skills o habilidades duras (parte del Cociente Intelectual de una persona), que son las exigencias profesionales de un trabajo y muchas otras actividades. A diferencia de las habilidades duras, que son alrededor de conjunto de habilidades de una persona y la capacidad para realizar un determinado tipo de tarea o actividad, las habilidades sociales se relacionan con la capacidad de una persona para interactuar efectivamente con colegas y clientes y son de aplicación general, tanto dentro como fuera del lugar de trabajo.

También conocido como habilidades interpersonales, incluyen competencias como habilidades de autonomía, autoliderazgo, coherencia, integridad, capacidad de atención y de escucha, autorregulación, interés, curiosidad, autenticidad, responsabilidad personal y social, capacidad de reflexión, proactividad, pasión, motivación intrínseca, lógica divergente, humildad, aprendizaje continuo, empatía, capacidad de síntesis y de argumentación, gestión del tiempo, confianza, entre otras.

Las habilidades blandas son mejorables.

El “Manejo de Situaciones Ambiguas”,es parte de la vida corporativa, estudios realizados indican que el 90% de los problemas que enfrentan los gerentes intermedios y superiores tiene que ver con la ambigüedad, porque no se está claro del cómo manejar los problemas y cuál es la solución, esto se debe a que no se cuenta con un tiempo ilimitado para la toma de decisiones y tampoco con el 100% de la información, en otras palabras:

Algunos tips para mejorar esta habilidad:

  1. No se agobie: Las situaciones de incertidumbre pueden ser agobiantes y cansonas.  Tome medidas pequeñas y graduales, esto bajará las presiones, tome control con pequeñas acciones.  A medida que va teniendo información puede ir actuando y corregir en el proceso, así avanzará hasta que resuelva el problema.
  2. Balance entre pensamiento y la acción: La perfección no existe, puede fallar, pero esto no lo puede limitar.  Elimine la necesidad de tener toda la información y de tener la razón, involucre a otros, distribuya las acciones a tomar.  La intuición vale. Estudios realizados indican que los directivos generales con éxito tienen la razón aproximadamente el 65% de las veces.
  3. Amplié sus horizontes: Conviértase en pionero, es probable que la situación y el caos que le ha tocado vivir es parte de una enseñanza para usted y le toca abrirles camino a otros.  Vaya explorando con cuidado, pero no se detenga.
  4. Organización:  En momento de caos el orden es mandatorio. Organícese y sea disciplinado, concéntrese en lo crítico de la misión, establezca prioridades.
  5. Defina el problema: Haga las preguntas correctas para definir el problema, esto aumenta la probabilidad de llegar a una mejor solución.
  6. No se desanime: Visualice el problema, si lo ve como un laberinto sin salida, una técnica es usar una gráfica o “historieta”, donde el procedimiento, visión o estrategia está puesta en ilustraciones con fotos y dibujos con sus componentes, haga la lista de pros y contras, categorice las causas del problema y poco a poco su visión se ampliará.
  7. Las críticas y el fracaso son admisibles: No tenga miedo a fallar, fallar es cuestión de humanos.   Diseñe un sistema para recibir las opiniones e impresiones de otros lo antes posible, mientras más rápidos sean los ciclos, más aprendizaje sacará.
  8. Maneje el estrés: Si nos agobiamos con la ambigüedad y la incertidumbre, perdemos confianza y ganamos frustración disgusto, lo cual nos hace perder la calma.  Anote los motivos por lo que siente ansiedad, cuando se ponga sensible, deje a un lado el problema y enfóquese en otra actividad, y sólo vuelva al problema cuando se sienta bajo control.
  9. Déjelo: Imagínese que es un trapecista y está dejando un trapecio para agarrar el otro, habrá un momento que no tiene nada en las manos.  Debe de visualizar el siguiente trapecio, que sabe que está por venir, de lo contrario, se quedará sujetado sólo al primero.
  10. Redefina el progreso: A medida que avanza en la situación puede cambiar o marcar las etapas que ha ido superando, esto le hace ver su progreso y visualizar el alcance.  No tema corregir sus acciones y decisiones.

Es importante pensar que momentos de dificultad nos toca a todos vivir, lo importante es como los afrontamos.  Generalmente siempre hay un líder o varios líderes que hay que seguir, si es usted el líder a seguir, recuerde que debe guiar al resto y piense que la clave es esperar que se desenvuelva las situaciones, no dejar de actuar, y por su salud, mantener la calma, todo pasa.

Sobre la autora:

Cristina Rolando, MBA. Trayectoria en diferente organizaciones internacionales, lo cual le ha permitido ver que para llegar hay que dejar de pensar en uno y comenzar a pensar en el equipo de trabajo.

Adora el mundo corporativo y su interés es ayudar a que otros logren el éxito en su desarrollo profesional.  Bloguera por vocación, relata su historia de tropiezos, enseñanzas, inteligencia emocional, motivación, el “sí se puede”, dentro de un mundo tan competitivo y a veces inhumano para los profesionales de hoy.  Los que llegan no siempre son los más inteligente, son los que mejor manejan sus emociones y diseñan un plan para lograrlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *