¿Qué significa Top Notch? Es de primera categoría. Si describes a alguien como Top Notch, quiere decir que el trabajo de esa persona es de nivel muy alto o de muy alta calidad, y esto es lograble.

El “Sistema de trabajo total (TQM/ISO/SIX SIGMA)”, es el uso de una metodología que ha sido aceptada y bien entendida para producir productos y servicios que funcionen bien desde el principio del proceso para lograr un mayor éxito en el mercado.  La mejor forma de crecer en lo personal y llevar a la organización al éxito que aprender a usar los principios de la Administración de Calidad Total.  Algunas características del manejo de la habilidad:

Algunos tips para mejorar esta habilidad:

  1. Obtenga una visión general: Aprenda cómo se hace. Lea los métodos de trabajo diseñados por: Deming, Juran, Crosby, Hammer y Champy, entre otros. Entiendan como piensas y luego cree su visión.
  2. Tenga orientación al cliente:  Maneje las expectativas. Complazca a sus clientes internos, ganará más.  Los triunfadores siempre piensan en sus clientes y les ofrecen lo que necesitan. Primero debe saber lo que quieren y esperan de su área o de usted, y la mejor forma de enterarse es preguntar y luego entregárselo.  Debe sentirse en libertad de ponerse en contacto con sus clientes, reúnase con frecuencia, hable de los problemas encontrados y obtenga la información esencial.  Anticípese a sus necesidades.
  3. Enfóquese lo necesario en el cliente:  Diseñe el trabajo y administre el tiempo empezando por en el beneficio del cliente, ya que este determina su eficiencia, no usted.  No organice y diseñe el trabajo desde su punto de vista, organícelo pensando en el cliente, siempre ganará si sigue esta regla.
  4. Delegue el trabajo y la autoridad también: Permita que otros participen en el proceso, y ayuden en el diseño, la planificación y la elaboración de productos y servicios enfocados a los clientes, que tomen acción y decisión.
  5. Sea flexible:  Considere las ideas de otros, se requiere mucha gente para cumplir con las necesidades del cliente y con las mejoras en el diseño de trabajo.  Tiene que establecer un procedimiento para solicitar sugerencias y comentarios de los clientes y del personal que trabaja con usted. 
  6. Experiencia y aprendizaje:  Busque la mejora continua, nunca se dé por satisfecho, mejore todos los procesos de trabajo, de forma que pueda brindar los productos y servicios que el cliente quiere.
  7. Examine su forma de trabajo:  Sea consciente de sí mismo.  ¿cabe la posibilidad de una mejora?
  8. Véase como un cliente insatisfecho:  Anote todo lo que no le satisfaga y que le haya ocurrido como cliente en el pasado: retrasos, equivocaciones, mal trato, precios no respetados, llamadas no devueltas, comidas frías, mal servicio, falta de stock, etc.  El proceso de su trabajo debe evitar que algunas de esas alertas negativas se manifiesten para su cliente.
  9. Véase como un cliente satisfecho:  Haga un estudio de las transacciones exitosas con sus clientes que puedan ser establecidas como norma, también analice lo que sus competidores hacen bien y vea que cosas puede incorporar.
  10. Investigue las dinámicas de trabajo de otros:  Observe como trabajan otras empresas en otros servicios y sectores y pregúntese ¿Diseñaría esos procesos de forma diferente?  ¿Qué principios seguiría?, aplíquelos en su propio trabajo.  Los puntos que debe evitar son:
    1. La burocracia
    1. No pensar en resultados
    1. No ver al cliente
    1. Delegar la calidad
    1. Sustituir la innovación por procesos

En los trabajos solemos aislarnos en lo cotidiano, o lo que nos gusta, y olvidamos la importancia de nuestros clientes internos y externos.  Nuestros clientes internos y externos son desde el jefe, hasta cualquier área que tiene relación con nosotros.  Solemos verlos como compañeros de trabajo, no como clientes.  Si cambiamos la visión, y comenzamos a ver a las diferentes áreas como clientes, superaremos conflictos, traspasos, entregaremos un servicio de mejor calidad y confianza.

Sobre la autora:

Cristina Rolando, MBA. Trayectoria en diferente organizaciones internacionales, lo cual le ha permitido ver que para llegar hay que dejar de pensar en uno y comenzar a pensar en el equipo de trabajo.

Adora el mundo corporativo y su interés es ayudar a que otros logren el éxito en su desarrollo profesional.  Bloguera por vocación, relata su historia de tropiezos, enseñanzas, inteligencia emocional, motivación, el “sí se puede”, dentro de un mundo tan competitivo y a veces inhumano para los profesionales de hoy.  Los que llegan no siempre son los más inteligente, son los que mejor manejan sus emociones y diseñan un plan para lograrlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *